Follow by Email

miércoles, 11 de junio de 2014

PARADAS Y MEDIAS PARADAS. TROTE. APUNTES DE EQUITACIÓN. 3ª parte.


FOTOS. El caballo Jareto Mus, un Pura Raza Española de 5 años de edad, criado por David Muriel. Su Propietario actual ZETA HORSE, lo está preparando para que sea un gran caballo de doma clásica.


PARADAS Y MEDIAS PARADAS. TROTE. APUNTES DE EQUITACIÓN. 3ª parte.
PARADAS Y MEDIAS PARADAS. Se realizan para conseguir la reunión o perfeccionarla dependiendo del nivel de aprendizaje en el que se encuentre el caballo. Las medias paradas es pasar a un aire más corto, no deberá apresurarse ni cargarse en la boca. Conseguirlo presionando con las piernas, la tensión de nuestra musculatura de la espalda provoca el aumento de la tensión de las riendas, sujetando y cediendo para que el caballo pare, intentando que meta sus patas al centro reuniéndose desde atrás a delante. Llevaremos nuestro cuerpo un poco atrás. Con potros y caballos de dorso flojo nos mantenemos livianos cargando poco peso. Las manos las elevamos si baja la cabeza, no elevarlas mucho para no impedir que meta los posteriores. Si se detiene ceder riendas y si es necesario utilizar con medida, ayudas impulsoras para que las paradas se hagan sobre los posteriores.
TROTE. El jinete debe volver al asiento suavemente siguiendo el movimiento del caballo, nunca se dejara caer en la silla ni la golpeará, para no perjudicar los movimientos del caballo, las articulaciones de la rodilla y el tobillo deben adaptarse a los movimientos de ascenso y descenso, así como el busto y los talones.
TROTE LEVANTADO. El jinete se apoya sobre las rodillas y estribos, sentándose suave en la silla adelantando las caderas cada vez que toca el suelo el bípedo sobre el que trota y se eleva cuando se despega del suelo este bípedo. Con el trote levantado facilitamos la respiración y el movimiento de las patas del caballo. Puede ser trote diagonal derecha o izquierda. Hay que alternar la pierna para cambiar de bípedo para que no se canse. La pierna interior del jinete indicara a la extremidad del mismo lado del caballo para que se coloque lo más delante posible en el momento de elevarse del suelo y la pierna externa del jinete regulando. El jinete se mantendrá con su cuerpo derecho un poco inclinado hacia delante, llevando las caderas y asiento hacia adelante cuando se siente en la silla, siempre en contacto con el cuerpo del caballo a través de las pantorrillas con unas rodillas elásticas, no elevar el cuerpo demasiado, manteniendo la posición de las manos, no inclinar los hombros. Mantener elásticas las rodillas sin extender las piernas hacia adelante para no perder el control y poder realizar las ayudas necesarias. El contacto del jinete con la silla al caer nunca será brusco, será suave y hacia adelante ejerciendo una ligera impulsión. También se consigue impulsión con una buena actividad con las piernas y una buena posición.
David Muriel Holgado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario