Follow by Email

sábado, 30 de marzo de 2013

BAJEMOS DEL CABALLO PARA MONTAR.

foto del www.carolynresnick.com
Por el camino del caballo me encontré a Carolyn Resnick, estaba sentada a la sombra de un gran roble, leyendo un libro, baje por la ladera y me quede a su lado hablando un buen rato con ella, ambos nos dejamos envolver por el aliento y la compañía de varios caballos que nos pedían caricias, estábamos en la gloria, el aire se lleno de paz. -David, despierta y deja de soñar.

Antes de montar en un caballo debemos sentir que estamos conectados con él, ¿Esto qué quiere decir?, que al igual que con las personas, notemos y sintamos que quiere estar con nosotros, si no quiere estar contigo desde el suelo, cuando te montes en él no será agradable ni para él ni para ti. Elijo a este caballo porque me cae bien, percibo que nos vamos a llevar bien, sus ojos me transmiten bondad. El caballo me ha elegido a mí porque cree que seré buen amigo suyo, que le ofreceré compañía, amistad y seguridad.
Cuando vamos a nuestro caballo, lo cogemos, le ponemos la cabezada y le llevamos del ramal, esto lo hacemos rápido, sin muestras de cariño y con poca educación, ni tan siquiera le saludamos, un “hola, que tal estas” “buenos días” por lo menos, nos acercaremos a él y le acariciamos, dejamos que nos huela, después le ponemos la cabezada. Si nos encontramos a una amiga, le damos un beso o le damos la mano, por qué no también a los caballos. “Que tal estas”. Soltémonos un poco.



foto del www.carolynresnick.com
Si le llevas del ramal, a veces no tiene muchas ganas de ir contigo, si va es porque estas unido a él por la cuerda. Comprobamos si tenemos una relación buena con nuestro caballo cuando le soltamos, se queda con nosotros, nos sigue a cualquier parte. Por eso el trabajo en libertad nos indica que amistad tenemos con él, si estamos conectados los dos. ¿Tenemos de verdad ganas de estar a su lado?. Nos importe nuestra relación, y lo seducimos y cortejemos como a nuestra pareja. Cuando se nos pasa por la cabeza que podemos vender a nuestro caballo todo empieza a ir mal, es como la relación con las personas, cuando un amigo empieza a caerte mal, no estaréis bien juntos.
A un domador le llevan dos caballos uno alazán y otro castaño, le dicen que el castaño es muy bueno, viene de buena familia, el otro es más bien mediocre. Pasados unos días el domador empezó a domar al alazán pensando que ese era el mejor, no prestando tanta atención al castaño. El alazán fue un gran caballo y el castaño no tanto. El pensamiento, la predisposición y el interés del domador influyo en la doma de los dos caballos.
Tenemos que aprender a manejar a un caballo sin perder su voluntad, como dijo Pluvinel “La buena voluntad de un caballo es como el aroma de una rosa, que una vez perdido nunca vuelve”. Bueno no tanto, siempre hay maneras de volver a ser amigos. No hay que perder la conexión, con algunos caballos es más fácil que con otros. Trabajando en libertad sin ninguna cuerda por medio, sin ninguna presión es más fácil tratar con los caballos, el te buscara. Nosotros tendremos que estar muy pendientes de no perder esta conexión, es más fácil de perder que si le tenemos agarrado con una cuerda.
No es necesaria la fuerza para adiestrar a un caballo, no nos preocupamos de controlarlo, solo de guiarlo. Notas como el vínculo con él va creciendo, nos centramos en cuidar esa relación. Aprenderá fácil.
Trabajar en libertad desde el suelo sirve para cuando montamos, tenemos que mantener la conexión de montado. Es como un hilo invisible, un ramal virtual que nos une con el caballo. 

David y Rabel
Podemos probar a hacer algo nuevo aunque nos equivoquemos “ensayo - error”, teniendo cuidado en no dañar la conexión. Muchas veces dejaremos que vaya donde el quiera.
Cuando hacemos algo por un caballo el nunca lo olvida, se conecta contigo y te sigue. Se había enredado con alambre sus manos, llevaba tiempo así sin moverse, porque tenía un montón de estiércol detrás de sus patas, se quedo completamente quieto hasta que termine de quitarle esa molestia tan grande, sabia que si se movía se haría muchas heridas. Otro apareció con un ojo casi cerrado, en su lagrimal tenia una espiga muy metida y poco a poco dejo que presionara para poder con mis dedos quitársela, cuanto lo agradecieron.
Estar con ellos en plena naturaleza, pasar sin hacer nada mucho tiempo, es muy positivo y aprendemos como debemos guiarle y conectar con él. Veremos que tenemos capacidades que ignorábamos. Observarlos viendo que ocurre todo el tiempo, podemos anotarlo, empezamos a conocerlos en plena naturaleza.
Empezamos a crecer como lideres y desarrollamos la intuición. Como lideres tenemos que saber como guiarles, cuando tenemos que parar y descansar, cuando debemos actuar y de que manera, como ayudarles y como dirigir. Nuestra actitud será de humildad, nos mantenemos flexibles y alegres. Seremos bondadosos, trabajaremos en la confianza y la obtención del respeto, que ambos tengamos ganas de bailar juntos. Nos adaptamos al caballo teniendo en cuenta lo que sabe y para lo que está preparado.
David Muriel Holgado.
caballoduende@yahoo.es  Tel: 658183439
DOMA Y EQUITACION NATURAL EN SALAMANCA CAPITAL.
DOMA NATURAL DE POTROS. CONOCIMIENTO DEL CABALLO.
CONOCE LA CIUDAD Y APRENDE MUCHO DE CABALLOS.

viernes, 15 de marzo de 2013

EQUINOTERAPIA Y AUTISMO.


El libro de investigación de Pamela Díaz Sotomayor, titulado “El síndrome autista; su proceso de evaluación y tratamiento por medio de la Equinoterapia”, en su edición del año 2012. Esta Chilena, Psicóloga y Equinoterapeuta, realiza un gran trabajo de investigación llegando a  conclusiones interesantes que seguro beneficiara a las personas que padecen autismo, ella misma se define como “Una apasionada por el trabajo y la investigación de la psicología en Equinoterapia”.
Recibí su libro hace casi un año, y después de un pequeño estudio he querido escribir este artículo para dar a conocer aquí en España su trabajo, y provocar la inquietud de las personas interesadas para que, se inicie un movimiento enfocado en la creación de centros en los que se practiquen estas terapias en beneficio de los pacientes, al ser una obligación social el crean el mayor bienestar posible a las personas con alguna discapacidad.

Javi, Niebla y David
Considerado el autismo como unos trastornos del desarrollo, su principal característica es el aislamiento del entorno social. La Sociedad Americana de Autismo lo define como: una discapacidad severa y crónica del desarrollo, que aparece normalmente durante los tres primeros años de vida. No se conoce ningún factor en el entorno psicológico del niño como causa directa de Autismo. “Los síntomas incluyen: Perturbaciones en la rapidez de aparición de las habilidades físicas, sociales y de lenguaje. Respuesta anormal a sensaciones. Cualquier combinación de los sentidos y sus respuestas están afectados: visión, oído, tacto, dolor, equilibrio, olfato, gusto y el modo en que el niño maneja su cuerpo. El habla y el lenguaje no aparecen o retrasan su aparición a pesar de que existan capacidades intelectuales evidentes. Relación anormal con personas, objetos o acontecimientos”.

Pamela, plasma en su libro reflexiones de Edith Gross sobre el caballo: El caballo ha resultado ser un instrumento muy beneficioso como fuente inagotable de estímulos que favorecen la coordinación motora, la atención, el equilibrio, los reflejos y muchas otras respuestas autónomas. El procedimiento es que el paciente monte sentado sobre el lomo del caballo, y desarrolle ejercicios que le permiten a través de sus impulsos nerviosos el mejoramiento y aprendizaje postural, conductual y emocional es la base en el trabajo de la Equinoterapia que es una técnica terapéutica, utilizada para el tratamiento de problemas físicos, sociales y emocionales, que forma parte del conglomerado de técnicas existentes, cuya característica fundamental es “El caballo como instrumento de terapia, basada en la similitud de sus movimientos con los de los seres humanos”.


Son necesarios equipos multidisciplinares con pedagogos, psicólogos, fisioterapeutas, etc. La familia es muy necesaria para el tratamiento paralelo después del diagnostico. Cada paciente tendrá una terapia específica. Un importante objetivo de la equinoterapia es lograr la integración social de pacientes con autismo.

Creando vínculo con el caballo acercándose a él tocándolo, cepillándolo y colaborando en su alimentación. El caballo tiene movimientos ondulatorios tridimensionales al paso, tres movimientos: adelante y atrás, oscilatorio y hacia arriba y abajo. Estos movimientos fortalecen los músculos del que monta, mejoran el equilibrio, la coordinación, la circulación sanguínea, la respiración y el funcionamiento intestinal. La temperatura del caballo que es superior a 38 grados hace que se relajen los músculos. Otro dato a tener en cuenta es que tienen entre 28 y 42 latidos del corazón por minuto, en reposo. Los impulsos, dos pasos del caballo equivalen a un ciclo de movimiento armónico, por lo tanto, la frecuencia del ritmo del caballo al paso es de aproximadamente 110 impulsos. Si el ritmo del paso del caballo es de menos de 55 pasos por minuto el resultado del movimiento transmitido al jinete tiene propiedades relajantes, si el ritmo del paso es de más de 55 pasos por minuto el resultado del movimiento trasmitido al jinete tiene propiedades estimulantes. Su locomoción al paso es igual a la marcha humana. La equinoterapia trata problemas emocionales; hace aumentar la autoconfianza, la autoestima, la capacidad de adaptación, la cooperación; fortalece el sentido de responsabilidad, la atención, la concentración y la comunicación. Además montar a caballo es divertido si se realizan actividades variadas para que el paciente esté concentrado con lo que se está haciendo.

imagen de internet
Los caballos serán pequeños, fuertes y con buen paso, aguantara con el peso de dos personas, al montar muchas veces el terapeuta detrás del paciente agarrando a éste. Poseerá un temperamento tranquilo, será confiado y sensible a las ayudas, con buena disposición. Tendrá un dorso musculado porque se monta mucho a pelo, así notara el paciente mucho mejor el calor y los movimientos del caballo. Según Pame un trabajo de propiocepción que aumentara la interacción, es que monte el paciente descalzo, éste podrá tocar con sus pies al caballo. Llevando al caballo al paso el paciente montando a pelo nota el calor del caballo, la tranquilidad, la dulzura que crea consuelo y contacto, provocando una disminución de la ansiedad, favorece la apertura emocional espontánea. El paciente siente placer ante un nuevo encuentro. Los cambios de postura en la monta poniéndose de lado, hacia atrás o acostado, hace que el paciente sienta su envoltura corporal. El contacto con el caballo crea emociones como el miedo, el placer y el cariño, también despierta los afectos. Se tomaran las medidas de seguridad necesarias y el terapeuta estará pendiente de las conductas del paciente, puede asustar al caballo sin querer.

imagen de internet
En su investigación Pamela evalúa y trata el autismo de varios pacientes durante nueve meses, 45 minutos en una sesión a la semana, en su libro detalla todo el proceso. Llegando a conclusiones claras. Según el método cuantitativo de ANOVA “existen avances que pueden tener los pacientes con autismo que realizan equinoterapia”. Disminuyen las manías motoras, cesa la preocupación persistente por partes de objetos. Desarrolla aprendizajes de conductas sociales básicas como saludar, poner la cara para recibir un beso, peinarse y utilizar el cepillo de dientes, utilizar los cubiertos para comer. Es menor la evitación del contacto físico con otros. Aumenta el lenguaje hablado, demostrando una pequeña habilidad para iniciar y mantener conversaciones, disminuye el lenguaje estereotipado y ecolálico (Ecolalia: perturbación del lenguaje que consiste en repetir involuntariamente una palabra o frase que acaba de pronunciar él mismo u otra persona en su presencia). Comienzan a expresar algunas emociones como la alegría, la tristeza y la rabia. La música pasa a ser un canal sensorial-comunicativo. Con el caballo mantiene una comunicación verbal y corporal, seria un error cambiarle de caballo durante la terapia. Aparecen pequeños contactos visuales con el equino o terapeuta. Comienza a realizar gestos corporales para pedir que se acerque o se aleje una persona. Realiza acciones de mostrar, traer o apuntar objetos de su interés, pelotas de colores, cepillo para cepillar al caballo, letras y números preferíos.
Podéis ver el siguiente video https://vimeo.com/41488484
David Muriel Holgado.

caballoduende@yahoo.es  Tel: 658183439
DOMA Y EQUITACION NATURAL EN SALAMANCA CAPITAL.
DOMA NATURAL DE POTROS. CONOCIMIENTO DEL CABALLO.
CONOCE LA CIUDAD Y APRENDE MUCHO DE CABALLOS.




sábado, 9 de marzo de 2013

QUÉ NOS ENSEÑAN LOS CABALLOS. PSICO-COACHING.


Aprendiendo con caballos. Un fin de semana tratando con este bello animal, realizando Psico-Coaching con caballos, al frente nuestra querida Lula Baena. El 2 y 3 de marzo del 2013 en el centro ecuestre La herradura, de Simón y Mercedes, situado en San Marcial (Zamora), sitio de referencia de la doma natural en esta zona, lugar preparado para que el caballo se sienta bien. Quise estar presente un ratito el sábado por la tarde para saludar a estos amantes de los caballos. Fui sin nada y me traje muy buenas impresiones. Esa tarde estaba trabajando con el grupo un caballo llamado Duende, me llamo la atención cierta coincidencia porque mi cuenta de correo es caballoduende@yahoo.es.  



He tenido pequeños contactos con el Coaching y cada vez me sorprendo más del maravilloso animal que tenemos enfrente. Nos enseñan y nos ayudan. Siendo un animal sencillo que necesita pocas cosas, es tan grande ayudando a la gente, siempre lo hizo incluso antes de que llegara la ciencia de la etología que nos enseña a conocerlo y nos dice como debemos comportarnos con ellos. El problema es nuestro, él siempre ha sido así, un animal que necesita compañía, libertad y coordinación para sincronizarse con los de la manada en caso de peligro. Cuando nuestros antepasados convivían con los caballos, eran sus compañeros de trabajo, los necesitaban para sobrevivir, aprovechándose de ellos, había humanos que les trataban bien y se preocupaban de su bienestar, el caballo respondía con su lealtad. En cambio si el humano lo trataba mal y solo se centraba en sacarle provecho, conseguía un mal comportamiento o anulaba su voluntad y trabajaría porque no tenía otro remedio. Es un problema de la mente humana: La mente es como un paracaídas, si no se abre no funciona.

Quiero destacar al caballo en primer lugar, Duende es un caballo de seis años, castaño, en la pista se sentía tranquilo, observado, como centro de atención de todos y él lo manifestaba lamiendo las manos de los presentes, parece ser que no es su costumbre. Las yeguas lamen a su potro recién nacido. Este caballo que no tiene ninguna estereotipia, si la tuviera lamiendo crea beta-endorfinas, que le calman. No se por qué lamia tanto, los caballos también lamen la piedra de sal, puedo pensar que nuestra piel está salada. No lo se. Lo seguro es que estaba a gusto con las personas, percibiendo y detectando tantas emociones que allí estaban fluyendo. Por otro lado no quiero interpretar los ejercicios al no estar capacitado, pero si destacar que los caballos se comunican a través del lenguaje corporal, están continuamente mandando señales a sus compañeros, son especialistas en detectar e interpretar cualquier movimiento nuestro, nosotros también sin darnos cuenta nos comunicamos con gestos y movimientos, muchas veces oímos algo de una persona pero percibidos lo contrario por sus gestos, nos está mintiendo. Nuestro amigo noble no sabe lo que es mentir, es más claro que el agua.  El caballo barrunta tormenta, cuando era pequeño se lo oía decir a mi abuelo, nadie podía pensar que una tarde tan buena se convirtiera en un aguacero con rayos y truenos. Llamemos vibraciones, pueden detectar nuestras vibraciones. Cuando un grupo de gente está pensando en positivo sobre ese caballo, él lo percibe y se encuentra más ancho que largo. También decir que en los ejercicios el caballo necesita una intención clara por parte de los participantes, no le gusta las contradicciones, ni recibir ordenes distintas a la vez, yo añadiría que necesita una intención clara y sincera.

Las personas participantes, un grupo maravilloso, que vienen predispuestos a aprender y a dejar que sus sentimientos salgan y se mezclen con los de sus compañeros, ahí el trabajo de Lula para interpretar lo que ocurre con el caballo y las personas. Creo que hay mucha energía en el ambiente y de ahí puede salir cualquier cosa. Detecto que necesitan tomar decisiones importantes en su vida y que tal vez el caballo le ayude a tomarlas. Una vez oí decir que cuando nos cuesta tanto tomar un camino u otro, será difícil al principio cualquiera que tomemos pero que no pasa nada aunque nos equivoquemos, porque siempre hay solución. También note que las personas pasamos mucho tiempo de nuestras vidas haciendo cosas que no deseamos, y que llega un momento en el que nos plantamos y cambiamos de vida para hacer lo que realmente queremos. Por último decir que personas que nunca trataron con caballos y no sabe nada de su manejo, el que puedan acercarse a este bonachón de quinientos kilos de peso y vean que no les hace ningún daño, todo lo contrario que es todo amor, impresiona y refuerza la autoestima de esa persona. 

Espero que os sirva y muchas gracias a tod@s por los buenos momentos.
David Muriel Holgado.
caballoduende@yahoo.es  Tel: 658183439
DOMA Y EQUITACION NATURAL EN SALAMANCA CAPITAL.
DOMA NATURAL DE POTROS. CONOCIMIENTO DEL CABALLO.
CONOCE LA CIUDAD Y APRENDE MUCHO DE CABALLOS.

martes, 5 de marzo de 2013

ANTROPOMORFISMO.

Atribuimos cualidades humanas al caballo. Según el diccionario Antropomorfismo es la:Tendencia a atribuir rasgos y cualidades humanas a las cosas”. También “Conjunto de creencias o de doctrinas que atribuyen a la divinidad la figura o las cualidades del hombre”.
Al caballo no le gusta lo mismo que a nosotros. ¿Debemos pensar cómo el caballo? ¿Meternos en su mente? Algo difícil de lograr al ser imposible saber lo que piensa, como lo es, saber cómo piensa cualquier persona, a través de la etología llegamos a conocerle mejor y actuar según su lógica natural. A todos los hombres nos gusta que nos traten bien, pues es fácil, empecemos a tratar bien a los caballos. Tener en cuenta las características del caballo, como es, el instinto de huida y el ser un animal gregario. Debemos conocer a nuestro caballo para tratarlo como se merece, no todos los caballos son iguales. Pero tendremos presente en general que necesitan compañía y que tienen muy arraigado el instinto de manada, en convivencia con nosotros nos convertimos en otro miembro de su manada. Debemos aprender a estar en armonía con él.

Lucy Rees nos dice que es erróneo pensar que los caballos se comportan motivados por lo mismo que nosotros. Que no tienen conciencia de culpabilidad o capacidad de mentir como nosotros. Que los animales como el perro y el caballo tienen emociones como nosotros, pero no tienen conciencia del yo. Sienten el miedo, la alegría y se entristecen cuando no está su cría o su amigo hermanado. Siendo crueles con ellos es como si lo fuésemos con un niño. Pero el perro y el caballo no tienen entre si las mismas cualidades, son diferentes.
El caballo no tiene concepto de obediencia ni el de autoridad, en libertad no la necesitan al disponer de pastos amplios. Busca vivir con seguridad, le encanta sentirse ágil para poder escapar de los depredadores.
Su cerebro tiene poca capacidad de racionalizar, no puede imaginar, no tiene concepto de futuro, no hace planes. Vive el momento, pero eso si con recuerdos de lo bueno y lo malo que le ha pasado. Aprecia si ha cambiado algo en su entorno. Mucha memoria. Su cerebelo que es el que controla los movimientos en equilibrio es más grande que el del humano. Los centros emocionales son iguales en el caballo que en el humano.
Los humanos somos depredadores, tenemos jerarquías de dominancia, obedecemos y somos sumisos al dominante. Somos muy controladores. Buscamos controlar al caballo por la fuerza y la dominancia, agarrándole, provocando en él ganas de escapar de nosotros. Tenemos que usar nuestra imaginación e inteligencia para superar la diferencia que existe entre humano y caballo.

Los animales tienen vidas emocionales plenas, tienen sentimientos como la felicidad, miedo, alegría, celos, etc.. pueden tener sentido del humor; sienten dolor. No solo los mamíferos también las aves y los peces. Si les observamos muchas veces lo demuestran. Pero sabemos poco de cómo son sus sentimientos, sueños, emociones e inteligencia. Cualidades que no son exclusivamente humanas.
El hombre primitivo no tenía dudas, sabía que la vida podía manifestarse de diferentes formas, sabían que los animales eran seres diferentes pero que al igual que tenían diferencias, había similitudes con el ser humano.
Tienen una inteligencia diferente a la nuestra, como podemos pensar que no son inteligentes, por ejemplo conozco a un caballo que se las ingeniaba, con su boca corría el cerrojo de la puerta de su box para escaparse, el dueño puso un seguro pero intentándolo muchas veces conseguía golpeando el cerrojo saltar ese seguro y un día se escapo metiéndose en el campo de las yeguas cubriendo a varias.
Los científicos dejan claro que no hay en los humanos una sola inteligencia, hay hasta ocho, por eso se explica que una persona nada buena en los estudios triunfe en la vida. 
La cultura recibida durante mucho tiempo nos hace tener conceptos desfasados que debemos echar fuera, tenemos una idea confusa de lo que son los animales en general y esto lo manifestamos cuando tratamos con ellos. Dejemos de ver como sensibles a las personas que aman a los animales.
Los caballos no están aquí para servirnos y tenemos la obligación de darles el trato que se merecen.
Podéis ver mi artículo “SENTIMIENTOS DEL CABALLO”.
David Muriel Holgado.
caballoduende@yahoo.es  Tel: 658183439
DOMA Y EQUITACION NATURAL EN SALAMANCA CAPITAL.
DOMA NATURAL DE POTROS. CONOCIMIENTO DEL CABALLO.
CONOCE LA CIUDAD Y APRENDE MUCHO DE CABALLOS.