Follow by Email

viernes, 4 de noviembre de 2011

PREPARACIÓN FÍSICA DEL JINETE 1ª PARTE.

Para montar a caballo el jinete tendrá que estar físicamente preparado dependiendo del nivel. Ya los grandes maestros de la Equitación utilizaron métodos apropiados para que los picadores que antes llamaban así a los jinetes o caballistas, estuvieran preparados físicamente así:
Alois Podhajsky. Que fue Director de la Escuela Española de Viena durante 25 años dice que: La educación del jinete en la Escuela Española de Equitación de Viena, se realiza mucho tiempo montando al caballo a pelo cuando éste va a la cuerda, para que aprenda a equilibrarse y a mantener la postura más beneficiosa para los dos.
Francois Baucher en sus ejercicios a pie parado, nos indica que con el caballo tranquilo y las riendas sobre el cuello, el jinete realiza flexiones de cintura, ejercicios de brazo moviéndolo en todos los sentidos con flexiones y extensiones, la cabeza girándola a derecha e izquierda sin mover la espalda. Con pesos en las manos desde cerca del hombro extendiendo el brazo. Subido a caballo se harán ejercicios separando la pierna de los costados de la silla y acercándola rotándola de fuera a dentro con el fin de hacerla adherirse a la silla en el mayor número de puntos de contacto. Flexiones de piernas, con las rodillas adheridas a la silla las piernas se moverán a delante y atrás como un péndulo de un reloj, para hacerse independientes de los muslos. Ejercicio de rodilla montado a caballo se colocara una tira ancha y larga de cuero entre la rodilla y el faldón de la silla, el instructor tirara de él y el jinete hará fuerza para que no se mueva.
Baucher en sus obras completas, enseña que con la progresión de las lecciones a pie y a caballo se podría seguir con ejercicios de Volteo, montando, saltando y bajándose por los dos lados siendo útil para que el jinete este en forma.

En un campamento junto a Lucy Rees, Raquel Villares nos enseño una serie de ejercicios que son útiles para la forma física de los jinetes y de su relajación muy necesaria porque el caballo tiene gran capacidad de detecta el estado en el que se encuentra el jinete cuando lo monta.
Ejercicios: En todos los ejercicios se mantendrá la línea central, cabeza, cuello y espalda. Los ejercicios se hacen en grupo en el prado donde están los caballos a nuestro alrededor, haciendo un circulo. También cuando se está trabajando a un caballo en el picadero redondo y no estamos del todo sueltos, debemos pararnos y con el caballo suelto realizamos una serie de ejercicios para relajarnos y pensar en lo que debemos hacer.
            -Con los pies separados más que la altura de los hombros, flexionando tobillos y rodillas, soltar articulaciones botando.
            -Soltar brazos y hombros, movimientos libres, sin tensión.
            -Respiración llenando el estomago, subiendo los brazos y soltando aire, bajando brazos poco a poco.
            -Coger aire, poniendo las palmas de la mano hacia fuera, ir subiendo los brazos soltando el aire, subiendo los brazos como tocando el cielo con la punta de los dedos, ahora coger aire, ir bajando con los brazos rectos como tocando el cielo, hacer esto varias veces.
            -Relajación de la cara, soltando músculos y mandíbula.
            -Soltar cuello, intentando poner la oreja cerca del hombro a un lado y a otro.
            -Rotación de hombros.
            -Ejercicio “no se” encogiendo hombros y soltándolos de golpe.
            -Tiramos de la cadera de un lado como si tuviéramos una cuerda atada a ella, la de un lado y la del otro, con el tronco recto, ahora hacia delante y luego hacia atrás.
-Haciendo círculos con la cadera, movemos las caderas en rotación con el tronco quieto.
            -Ejercicio por parejas, hacemos un masaje con los puños huecos, nos colocamos con los pies un poco separados, flexionando lumbares, pegando la barbilla al cuerpo, soltando los brazos y la cabeza en la zona cervical. El compañero nos golpeara con firmeza pero suavemente nuestra espalda, los costados, los brazos, las piernas, etc..
            -Ejercicio de concentración, relajación a través de visualizaciones. Cerrando los ojos nos imaginamos que somos un caballo que está en la playa, en un prado con hierba o en la montaña, visualizamos que va al paso, al trote, al galope. Ahora visualizamos que somos el jinete y que vamos a los tres aires.
            -Con los ojos cerrados, pasamos nuestra mano sin tocarnos por todo el cuerpo desde la cabeza hasta los pies, como si estuviéramos haciéndonos una radiografía. Este ejercicio se hace al principio y al final de la sesión.

Del libro de Saly Swift ”Equitación Centrada” se sacan conclusiones importantes para poner en practica en beneficio del caballo y su jinete.
Mantener la percepción  de que teniendo un mayor campo de visión aumenta la conciencia de uno mismo y del cuerpo del caballo, de hay lo de los “ojos suaves”.
Permitir que desde el centro de nuestro cuerpo se perciban sensaciones.
Con menos tensiones conseguiremos que el movimiento hacia adelante sea más fácil y libre.

Hay puntos esenciales para conseguir la respiración correcta. Respirar a  través de todo su cuerpo. Respirar rítmica y constantemente. Dejar que trabaje el fuelle. Los resultados de la respiración correcta son la reducción de la tensión en su cuerpo, el cuerpo se vuelve menos pesado en el tronco. Baja el centro de gravedad. El caballo se vuelve más tranquilo y permeable a las ayudas. El jinete no se cansa tan fácilmente.

Puntos esenciales del centrado. Hallar su centro físico con la mano. Utilizar los ojos suaves. Respirar a través de su centro. Dejar que su conciencia caiga en su centro.
Resultados de centrarse. Se establece equilibrio, control y energía. El centro de gravedad es más bajo. La parte superior del cuerpo parece más ligera, más estable y más fácil de manejar. El asiento y la parte baja del cuerpo parecen más pesados y seguros. Se relajan las tensiones que bloquean el flujo de energía a través del cuerpo. Estará relajado y a punto para el siguiente movimiento o ejercicio.

Puntos esenciales de los cubos de construcción. Cuerpo equilibrado, desde los pies hasta la cabeza. Estribos adecuadamente ajustados. Silla equilibrada correctamente.
Resultados de los cubos de construcción. Equilibrio uniforme con el movimiento del caballo. Movimiento fluido y cómodo del caballo.

David Muriel Holgado

No hay comentarios:

Publicar un comentario