Follow by Email

miércoles, 15 de febrero de 2012

LOS DOS LADOS DEL CABALLO.


Un día un conocido me dijo lo siguiente: -Cuando voy montado en mi caballo, le pongo al galope, le pido que gire a la derecha, y de repente pega un brinco y salta hacia la izquierda. Me asusto, y con dificultad controlo a mi caballo. Le conteste que: -Tu caballo no te conoce por el lado derecho, tienes que trabajarle ese lado. Se sorprendió -¿cómo que no me conoce por el lado derecho? -Desde siempre nos enseñaron que al caballo hay que entrarle por el lado izquierdo, llevarlo del ramal por la izquierda, montar por la izquierda etc… No hay ninguna razón para que esto sea así.
El caballo tiene visión independiente en cada ojo, viendo cosas distintas de cada lado, por eso muchas veces quieren volverse para ver lo que pasa del otro lado.
Los caballeros llevaban su espada a su lado izquierdo, para desenvainarla con su mano derecha, de ahí viene el que se monte por el lado izquierdo del caballo, así no le estorbará la espada al montar, también sujetan las riendas con la mano izquierda para sacar la espada con su mano derecha. Esta costumbre quedo arraigada y se enseña que el caballo es más manejable por el lado izquierdo. No es así, además es obligación del jinete enseñarle los dos lados, trabajándole y acostumbrarle por igual, es difícil quitar costumbres.
Tengo un potro en doma que le paseo mucho del ramal, va bien por los dos lados, incluso a veces sin saber por qué, cuando lo llevo del lado izquierdo él me busca y se pone del lado derecho. Cuando le sacaba a pasear le dejaba que se pusiera a pastar, yo me colocaba por igual a los dos lados, si volvía su cabeza para verme, le dejaba, me iba conociendo por los dos lados. Si estaba pastando sujeto del ramal, éste muy suelto, me subía encima de él de barriga, tanto por la derecha como por la izquierda. En sus primeras montas, me tiraba de barriga y le dejaba que volviera su cabeza para que viera que en el lado derecho aparecía mi cabeza y mi brazo, así como cuando empecé a apoyar mi pie en el estribo, me elevaba para que se habituara a tener algo encima de su cabeza, que también es algo que les suele asustar mucho.
Trabajarle el lado derecho desde el suelo, haciéndole flexiones a los dos lados más al derecho y nosotros a ese lado, nos subimos en algo nos apoyamos en la montura pasamos nuestra mano y nuestra cabeza al otro lado, ir montado en un caballo y al que estamos enseñando lo lleva un ayudante del ramal, nos acercamos a él colocándonos poco a poco encima de él pero sin montarlo. La habituación es gradual, le presentamos un poco de lo que le asusta y cuando pasa de eso aumentamos hasta que se habitúa, luego hay que repetir mucho para afianzarlo.
Un día no tenia ayudante, estaba yo solo en el picadero redondo, con una yegua que estaba domando, ya la había montado otras veces, ese día la sorprendí en su lado derecho, creía que ya me conocía desde ese lado pero no era así, me subí apoyando el pie en el estribo, salió hacia adelante unos metros con tanta fuerza que me golpee mis costillas con el borrén trasero de la montura, no ocurrió nada porque aun no había pasado mi pierna al otro lado. Empecé a manejarla más por ese lado, haciéndole flexiones, poniéndole la montura por ese lado, hasta que se habitúo y hasta hoy, gira bien a la derecha sin ningún problema.
La mayoría de las veces que un caballo va mejor hacia un lado que al otro es por ese motivo, porque no se le ha enseñado a ir por ese lado. Cuando damos cuerda hay que procurar que vaya a derecha y a izquierda, suponiendo que al caballo le guste ir a la cuerda, que se da el caso de que a muchos caballos no les gusta dar vueltas a las ordenes de un jinete que está en el centro del picadero sujetándole con una cuerda con una mano y con una tralla en la otra. Aunque reconozco que con la cuerda a la cabezada de cuadra, sin utilizar serreta, es muy útil que vaya a la cuerda a los tres aires y que aprenda a parar a “la voz” de “Soo”. A veces no le obligo a que vaya a la cuerda, lo pongo a riendas largas al principio a la cabezada de cuadra y una vez acostumbrado se pueden poner al filete o mejor poner el filete atado a las argollas de la cabezada de cuadra y poner ahí el mosquetón de las riendas largas, en el picadero situándome en el centro del mismo y así si va bien. Cuando hace círculos en el picadero con riendas largas yo me muevo haciendo círculos más pequeños, nunca me quedo quieto en el centro, si es necesario también corro con él, eso le ayuda para seguir. Otras veces lo suelto en libertad en el picadero redondo aunque ya esté domado, le hago ir a un lado y a otro sí se puede a los tres aires paso, trote y galope, cuando viene a mi de frente nunca le echo, le recibo, le acaricio y busco sus cuartos traseros para echarle de nuevo, yo en el picadero con una cuerda larga para echársela y animarle. Corro con él, hago piruetas y el da vueltas, se para, viene hacia mí, me acompaña, esto siempre que no esté distraído con otra cosa más importante para él, como desear estar pastando con sus amigos, etc… Esto es coordinación, es una cualidad importante del caballo por la que nos permite montar en él, si no nos coordinamos en el suelo, cómo será si montamos encima de él. A caballo si movemos nuestras piernas, el caballo moverá las suyas, si movemos nuestros brazos él moverá los suyos, si estamos rígidos como una tabla, él se pondrá rígido igual, querrá salir de esa situación incomoda. Es difícil ser el líder subido a caballo, del ramal te sigue, te ve y se siente seguro, encima de él, no te ve, siente tu peso y tu tensión en su dorso, que vaya hacia delante porque tu se lo pides y que se sienta seguro de que lo que le pides lo puede hacer y que nunca le expondrás a ningún peligro.

David Muriel Holgado

4 comentarios:

  1. Hola David, acabo de descubrir tu blogg a traves de Paddock les Vinyes, esta muy bueno!
    Segun tengo entendido el tema del lado izquierdo tiene que ver con la posicion fetal, la cual perdura por el resto de su vida equina, es como se dice el lado facil, por lo que, tal como lo mencionas, es absolutamente necesario "enderezar" al caballo, por el bien de ellos y el nuestro, saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Marcela, gracias por leer mi blog. Lo de la posición fetal lo comentaron en alguna parte, no lo se, tengo que informarme. Lo de la espada que digo en mi blog, eso si es cierto, aunque muchas veces pienso que para montar, a casi todos nos viene mejor hacerlo por la izquierda del caballo. El manejo por los dos lados, la doma del potro es fundamental que te vean con los dos ojos. También se da el caso de que a la cuerda algunos no van a la izquierda, eso es porque le ha pasado algo al ir a ese lado, se ha asustado, hay que enseñarles como si enseñaramos a un niño de cuatro años, teniendo en cuenta la naturaleza del caballo. Un fuerte abrazo y recuerdos a Paddock les Vinyes.

    ResponderEliminar
  3. hola David, esa parte no la sabia... es que fíjate que yo estoy en esa situación pero diferentes aspectos... mi potranca tiene 8 meses y ya le puse el cabezal. llevo algunas sesiones con ella, tratando de enseñarles a trotar en círculos (no en un corral circular sino con el lazo) pero solo trota hacia el lado derecho, cuando trato de arriarle al lado izquierdo se voltea y se pone frente de mi, según tengo entendido es una potranca con mucho carácter... podrias ayudarme para lograr que trote al lado izquierdo y se quede parada de ese lado sin que se voltee a verme de frente?? te agradecería :( te dejo mi correo bugu_69@hotmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El lado izquierdo es el que más usamos, tenemos costumbre de montar por ese lado, parece que el caballo también prefiere que actuemos por ahí, pero se puede habituar por los dos. Tu potra no va bien a ese lado, Asegúrate que ve bien de ese ojo. Es muy joven, dale tiempo, habituala a que te vea de ese lado, cuando quieras que vaya en círculos, llévala del ramal en redondo a ambos lados, puedes motivarla al principio con comida, pide a otra persona que la lleve del ramal y tu en el centro con la cuerda, no sabe que le pides que gire. En picadero redondo totalmente libre realiza sesiones de doma natural que gire a ambos lados. Paséala por fuera para que coma hierba y déjala crecer. Un saludo.

      Eliminar