Follow by Email

domingo, 5 de febrero de 2017

MARÍA, APRENDE DE LOS CABALLOS.



Un libro de emociones escrito por María López Mayol, “La mujer que aprende de los caballos”. Es altamente recomendable. A los que hemos leído este libro, María nos enseña mucho sobre caballos, sobre humanos, las relaciones entre nosotros y entre humanos y caballos. Es un libro para tenerlo cerca, leerlo es un placer, en cada lectura encuentras algo nuevo que te ayuda a crecer como persona.


Conocí a María hace unos años en un campamento que organizo en Gredos nuestra amiga Lucy Rees, desde entonces he seguido su trayectoria en el mundo del caballo, he visto que como buena amante de los caballos ha encontrado su camino, que al igual que muchos ha experimentado un cambio interno, ya no ve al caballo como a un ser que solamente utilizamos para montar. Que podemos ver al caballo como a un animal de compañía, que como dice ella, los caballos son sus amigos, sus maestros, su familia. Que vivir con caballos es como volver a nuestra esencia. Que el caballo es capaz de ver dentro de las personas y proyectar el reflejo de nuestra actitud. Los caballos nos enseñan las lecciones de vida más importantes. El caballo nos va indicando como debemos comportarnos para llegar a él, ese conocimiento nos ayuda a ser más abiertos, humildes, compasivos, confiados, bondadosos, calmados, etc. y nos sirve para tener una buena relación con los demás.
Hablando con una amiga común coincidimos que María es una mujer autentica, más, gracias a su relación con los caballos. Fundo Equynos para ayudar a caballos y personas. Se especializo en Coaching con caballos, realizando actividades como talleres para que la gente conociera lo que es y que puede ayudar a que las personas sean mejores, puedan resolver sus problemas y gestionar mejor las situaciones en las que tienen que tomar decisiones.
Deja claro en el libro su compromiso con la defensa de este bello animal, que el problema del maltrato es falta de educación y cultura, que si la gente conociera más sobre cómo es el caballo, lo trataría mejor. Es colaboradora activa con el Albergue CyD Santa María, que llevan Concordia y Virginia. Estoy totalmente de acuerdo con lo que Concordia dice en el prologo de este libro, que María tiene la misma humildad que tienen los caballos, que está escrito con el corazón con un lenguaje directo que entiende todo el mundo, que es un manual de vida en el que los maestros son los caballos. Además María cede parte de los beneficios del libro al Albergue CyD Santa María.
Se nota su capacidad comunicadora, cuenta muchas historias, como la de Dulcinea y sus experiencias hacen que veamos que el caballo nos puede enseñar cómo comunicarnos con él, que no debemos dar ordenes, que percibe nuestro estado emocional. El interactuar con caballos ayuda a las personas a solucionar sus problemas personales. En el libro nos descubre el coaching con caballos y nos introduce a través de varios ejercicios que podemos encontrar en el libro, con sus delicadas explicaciones podemos realizan de forma sencilla. Es de agradecer la sensibilidad con caballos y humanos que María irradia en cada rincón de este delicioso libro. Explica exactamente lo que es ser humildes y coherentes, qué es tener empática, lo importante que es tener confianza tanto en las personas como en uno mismo,  que es necesario actuar con tranquilidad y serenar nuestra mente. Todos estos valores son necesarios para actuar con caballos, y el aprender esto de ellos, nos ayuda en nuestra vida.


Podemos aprender tanto, como que tenemos que ser conscientes de la energía que hay en nuestro cuerpo y en nuestra mente. Que para tratar con caballos debemos dejar nuestro ego fuera y tratarlos desde la humildad con el corazón abierto, dejar aparte la prepotencia. Que en vez de susurrarles tenemos que escucharles a través de sus pequeños gestos, no debemos imponernos anulando su voluntad, tenemos que respetar su naturaleza y acercarnos a los caballos sin ninguna meta.
Es muy interesante prestar atención a las indicaciones que nos hace sobre literatura, parece que nos invita a que leamos a los autores y libros a los que hace referencia como “Historia de un caballo” de Tolstói, a Eduardo Galeano, a Daniel Goleman con su “Inteligencia emocional”, etc.,. Nos ilustra con frases de autores relevantes con las que nos ayuda aún más a entender los mensajes que nos quiere transmitir. Sentarse a leer este libro y escuchar la música que nos indica en él es una gozada, sentir la melodía de Roger Subirana, Vanesa Martín, Alejandro Sanz, etc.
¿Es posible que gente con coeficiente de inteligencia alto, con varias carreras, a estas alturas piense que el caballo no tiene sentimientos? Seguro que nunca ha lamido su mano un caballo, que no le ha hablado con la mirada, que no le ha tocado con su morro, si todo esto le hubiera ocurrido, habría comenzado el camino del amor, del respeto a otros seres vivos y habría conocido lo que es la alegría, la valentía, la gratitud, la comprensión, habría aprendido a ser digno. 


David Muriel Holgado.

2 comentarios:

  1. No puedo estar más deacuerdo contigo David. María transmite y emociona con cada frase, y ésto se lo han dado los Caballos. No es poco, ¿verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro Talia. Es un libro que aunque ya conozco mucho de lo que dice, lo siento de otra manera y un poco afianza los conocimientos, haciéndome ver a los caballos de otra manera.

      Eliminar